¿Quieres mejorar a tu empresa? +34 924 485 520

asesoria@cuentamas.es

buzón de sugerencias

L - V: 9:00 - 19:00 h.

Horario de oficina

Productividad en la empresa. ¿Qué debes revisar en tu negocio antes de acabar el año?

Para todas las empresas, en especial las pequeñas y medianas (las tan famosas PYME), los últimos meses del año pueden suponer un importante quebradero de cabeza. Incluso aunque durante el resto del tiempo, las cosas se hayan hecho bien y se haya seguido el camino marcado.
Por eso, para tomarnos las uvas tranquilos en la última noche del año, es una buena idea revisar que todo va más o menos como debiera. Y en caso de que no sea así, poder tomar cuanto antes las decisiones oportunas. A continuación, te apuntamos algunas cuestiones que deberías revisar en tu empresa antes de que acabe el año.

– Los datos son la clave

Y como son tan importantes, es necesario acabar el año con una base de datos depurada y analizada. De hecho, cada vez son más los que creen que los datos son el petróleo del futuro, por lo que dejarlos de lado no es una decisión inteligente. Es cierto que gracias a las nuevas tecnologías, estos trabajos deberían realizarse de forma periódica. Pero, además, aprovechar los últimos suspiros del año para darle un buen repaso no es perder el tiempo. De esta forma, podremos enfrentar el día después de las campanadas conociendo mejor los puntos fuertes y débiles. Y con ello, poder enfrentar los retos con mayores probabilidades de éxito, ya que así podremos reaccionar de forma rápida cuando sea necesario o planificar mejor la empresa de cara a futuro y prever situaciones inestables.

Si nunca hemos analizado datos debemos empezar poco a poco, sin agobios, no podemos pasar de 0 a 100 en poco tiempo. Empezaremos, con la ayuda de nuestro asesor, por lo más básico para irlos haciendo más complejos poco a poco, analizando:

  • Ingresos: Importe, Variaciones, Clientes, Productos, …
  • Gastos: Pesos por partida, Proveedores, …
  • Resultados: Márgenes, beneficios, …

Lo que necesitas y lo que No

Una de las tareas a las que nos podemos dedicar en nuestra empresa antes de acabar el año, es revisar. Debemos descartar asuntos que son prescindibles y que aportan poco o nada al negocio. Y sí, aquí también nos referimos a clientes. Aunque pueda doler, en ocasiones “hacer limpia” es necesario. También de proveedores o socios comerciales. Al igual que en otros tipos de relaciones, en el mundo de la empresa también existen relaciones tóxicas, con las que es mejor romper. Por ejemplo, ese cliente que tarda demasiado en pagar o con el que perdemos tiempo discutiendo sobre presupuestos; o ese proveedor que no envía lo que necesitamos a tiempo y puede dañar nuestra reputación. Para tomar estas decisiones, la inteligencia empresarial, a partir de los análisis de los datos y de los balances históricos, es fundamental.

– Dejar a punto el nuevo Presupuesto Anual

El presupuesto anual es una de esas cosas que, en muchos casos, no sabemos muy bien cómo ni cuándo hacerlo. Si se diseña demasiado pronto, es más que probable que la imagen sobre la que nos basemos para ello no sea tan realista como necesitamos. En cambio, si se deja para cuando ya nos hemos embarcado en otra vuelta al sol, es más que probable que hasta mediado el primer trimestre no esté listo, lo que tampoco es aconsejable. Tener las previsiones de ingresos y gastos adecuadas en el momento oportuno es imprescindible para conocer el estado de la tesorería y las inversiones que se van a poder acometer a lo largo del ejercicio siguiente y elaborar un presupuesto realista.

La primera referencia que debemos tener son los resultados que obtuvimos históricamente en cada periodo.

Documentos, declaraciones e impuestos

Este punto es especialmente importante por las implicaciones fiscales y jurídicas que conllevan. Recuerda que el plazo para la presentación del Modelo 202 expira el 20 de diciembre y la obtención del cierre contable debe ser antes del 1 de enero. Tener la documentación preparada para ello es fundamental. Por eso, revisar en estos días que todo está correcto es una buena forma de aprovechar el tiempo y evitar sobresaltos. Tampoco hay que olvidar que muchas obligaciones contractuales vencen con el año. Por ejemplo,  si tenemos que realizar algún pago, no esperar a que el mes esté muy avanzado será mejor, ya que se corre  el riesgo de que el pago se efectúe ya en el nuevo año. Esto supondrá un incumplimiento del contrato y una posible sanción.

Revisar objetivos

¿Qué mejor momento para detenernos un momento y revisar si nuestra empresa ha logrado los objetivos marcados durante el año? 

Ya sea de forma explícita o implícita, todas las empresas y empresarios nos marcamos objetivos para lograr en un determinado periodo de tiempo. Algunos de ellos se habrán logrado, otros no. Y, muchas veces, no pasa nada. Pero es importante saber cuáles sí y cuáles no y, sobre todo, en el caso de estos últimos conocer el por qué. Tomar esta realidad como punto de partida para el nuevo año puede ayudar a reelaborar esos objetivos, haciéndolos más realistas, pero también llamar la atención sobre las causas por las que no se lograron. De esta forma, se podrán establecer algunas de las prioridades para el nuevo ejercicio. 

Retoma lo que has aplazado

Se calcula que un 20% de las personas son procrastinadoras crónicas, es decir aplaza de forma recurrente las tareas. Y aunque no sea este nuestro caso, todos, absolutamente todos, hemos ido aplazando la toma de decisiones o acciones. Es cierto que durante el año, el ritmo vertiginoso que toma el trabajo y la dinámicas de las empresas obliga a ir aplazando cosas. Y no pasa nada, siempre que se sepa dar solución antes de que sea demasiado tarde. Un buen momento para hacerlo es diciembre. Con la perspectiva que ofrece de todo el año, es un buen momento para ponerse manos a la obra. Hacerlo, te permitirá pensar estratégicamente cómo finalizarlas para el año siguiente, crear un cronograma de actividades y darle continuidad a esos proyectos.

Ahora que ya sabes algunas de las cosas que debes revisar en tu empresa antes de acabar el año, ponte a ello. Por supuesto, en CUENTAMAS podemos ayudarte en muchas de estas tareas. Entre nuestros servicios, ofrecemos los de asesoría, marketing  o abogados. Con el apoyo de nuestro equipo, ponerte al día en estas fechas será más fácil que nunca. 

Contacta con nosotros y te ayudaremos

Te avisamos

Te enviamos las noticias a tu correo

Si quieres ser el primero en informarte de las noticias que pueden ayudar a tu empresa. No lo dudes!

Completando el formulario y haciendo click en “Enviar” conscientes que CUENTAMAS como responsable trate tus datos personales para resolver tu consulta o solicitud de información por correo electrónico. Puedes acceder a más información y conocer tus derechos en nuestra Política de Privacidad.

¿Necesitas ayuda?

David Carretero Barroso
Asesor de Negocio - CEO Cuentamas

Llevamos 10 años asesorando y ayudando a empresarios a crear y fortalecer su negocio.

Sabemos y conocemos los mayores retos que tienen que afrontar las empresas, y las asesoramos para que su viaje en el mundo empresarial sea todo un exito.

En tendencia

Últimas noticias

Como elegir bien a tu Asesor Fiscal, Contable o LAboral

Te lo enviamos a tu correo